viernes, mayo 24, 2013

DIARIO DE UN WINNER / NUEVOS DESAFÍOS Y.. ALGO MÁS?





¡Ese soy yo!

No sabía como titular este diario. "Diario de un tipo exitoso, diario de un galán, diario de un tipo
top". Al final me decidí por éste. En el fondo abarca todos los anteriores. ¡Ja!

Soy un tipo con suerte, exitoso. Y no me da vergüenza reconocerlo. ¡No tengo por qué! 
"Donde pongo el ojo, pongo la bala". ¡Ese soy yo!

Ahora, ¿por qué comencé con esto de escribir? La verdad siempre me pareció una actividad
de minas y de gays. Pero de un tiempo a esta parte siento que necesito expresar de alguna 
manera situaciones y sentimientos que no suelo compartir con nadie.

Hace unos días entré al PC de mi amigo y encontré esto de los blogs. Me burlé un rato de él 
pero me di cuenta que es una forma discreta de decir lo que uno siente de verdad sin que nadie
se entere de quien realmente eres o quien quieres aparentar que eres.

Lo que pasa es que hay veces en que me canso de ser yo. Uf! lo dije. Esa es la verdad.

Y, obvio, esto no lo puedo comentar con nadie que me conoce. ¡Mi imagen quedaría absolutamente dañada!

A pesar de que soy y me considero un tipo exitoso en todo, en el fondo soy más bien tímido
e inseguro. Esa facha de ganador es solo una forma de ocultarme para no ser molestado ni herido.

Mi apariencia me ha ayudado a tener un arrastre increíble con las minas. Minas regias eh.

Con la que ando ahora es una diosa. Alta, rubia, delgada, espectacular. Aunque a veces me aburre
No tiene mucho tema de conversación. Sus perros, su dinero, sus compras, etc.

En la cama, la tipa se maneja bien, pero si soy sincero, falta algo, no sé qué es. Sólo siento 
que debe haber algo más.

Cada vez que lo hacemos, ella se pone a brincar encima mío como una loca, me araña la
espalda hasta sacarme piel. Yo quiero alcanzar su boca para besarla y morderla despacio pero
ella me aleja y se aferra a mi cuello y me sigue saltando encima. Luego se deja coger por detrás y continúa gritando y moviéndose desenfrenada.

A momentos me parece más una sesión de aeróbicos que una de sexo.

Debo confesar que a veces me gustaría sentir una caricia, un beso apasionado, lujurioso, unos masajes no estarían mal. Por ahí dicen que a los hombres nos gusta ir "directo al grano", para mí no es tan así. También es bueno de repente algo de romanticismo... (¿Sonó cursi?).

Me gustaría poder conversar con una chica que me haga reír, pensar, discutir, intercambiar ideas. ¡¿Pero no le puedo pedir tanto a la vida no?!

Muchos envidian mi suerte y me gusta que lo hagan. Aunque no se imaginan lo duro que es mantener esta fachada.

Si lo pienso bien yo nunca he sido el que va tras de ellas. ¡Son ellas las que me acosan! jeje. Y, como soy un caballero, no les puedo decir que no.

La verdad, he dicho que no alguna vez. Cuando me vi acosado por una vieja gorda y fea. Fue una experiencia repugnante. Más encima era jefe directo mío. No sabía cómo sacármela de encima. Al final tuve que renunciar y acabo de comenzar en esta empresa.

Es un nuevo desafío. Al menos no estaré solo. Entré junto a mi compadre. El único amigo que me va quedando. No me envidia ni yo a él. Debe ser por eso que esta amistad ha permanecido en el tiempo por tantos años.

Tenemos gustos diferentes en minas. Por ejemplo, él ya le echó el ojo a una de las que será nuestra nueva compañera de trabajo, una gorda que me miró re feo.

Pero veamos, si estoy escribiendo esto es porque voy a ser sincero aquí al menos, en este espacio, y debo decir que, la verdad miré a esta mina y algo raro me sucedió. No sé como describirlo. La cuestión es que quité enseguida mis ojos de ella cuando noté su mirada sobre mí.

A mi amigo le fascinó ella. Al parecer fue mutuo porque la gorda en cuestión le brindó una sonrisa que removió algo dentro de mí. Y de pronto me volvió a mirar y me sentí como un niño pillado en una falta. (Le estaba mirando las tetas... ¡Ouch!)

Mmm... Luego sigo. Ya no sé si quiero continuar escribiendo.


¡Estoy siendo demasiado sincero!





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...