viernes, mayo 24, 2013

DIARIO DE UNA GORDA DIVORCIADA / RECOMENZANDO


Edad: 33 años
Estado civil: Divorciada
Peso: 80 Kilos... bueno ya oh 82 grrrr.
Estatura: 1.78

Esa soy yo, una chica XL (ExtraLinda).

Efectivamente no soy la típica "mina" pero tengo lo mío y no pretendo ser alguien que no seré jamás ni me interesa serlo.

Hace menos de un año que me divorcié del hombre que pensé sería el primero y el único en mi vida.

Estuvimos casados casi 15 años, no tuvimos hijos porque él no los quería. Decía que lo atarían y no le dejarían vivir libremente. Yo creo que era por su egoísmo patológico mezclado con su egocentrismo extremo.

En todo caso, ahora pienso que fue lo mejor, así no habría salido más gente perjudicada con todo esto.

Soy profesional, tengo un buen trabajo, pocos amigos, pero muy buenos.

Y aquí estoy, escribiendo nuevamente. Hacía muchísimos años que no lo hacía. Creo que desde que me casé.

Una deja de hacer tantas cosas cuando se enamora y luego, cuando se casa, es peor. Nos vamos dejando de lado hasta quedar reducidas a ser "la esposa de", o "la mamá de". 

Sí, sí, yo sé que no a todas les pasó o les pasa... pero si a varias...¡Me lo van a decir a mí!
Solía ser una deportista todo terreno, salía de lunes a lunes a divertirme y a bailar, que es lo que más me gusta hacer luego de leer y escribir. Pero... me enamoré y cometí la torpeza de dejar todo lo que me gustaba hacer por estar con él.

Era demasiado joven. Ahora que lo he meditado más detenidamente creo que confundí la pasión con el amor y obvio, en algún momento esa relación sucumbiría.

Pero él no encontró nada más lindo que culparme a mí de todo...¡PASTEL!. (Es más, lo llamaré así de ahora en adelante jejejeje).

Dijo que ya no era la misma en la cama y la verdad... puede que haya tenido razón en esos días.

¿Sería que andaba pasando por un mal momento? Todo me aburría, a nada le encontraba sentido; si lo hacíamos era solo para complacerlo a él.

Si lo pienso bien, hace rato que no tengo un orgasmo de esos que uh! Te dejan sin respiración y te llevan a desear una y otra vez volver a sentirlo.

El no... Era como el chiste de los abuelitos. "Una... pero despacito" ja!

Pero ni loca decirle algo así al super macho. Para él yo era el problema y así me lo hizo creer por mucho tiempo.

La cosa es que un día decidí despercudirme y tratar de salvar este matrimonio.

Inventé que llegaría tarde una noche para esperarlo vestida sensualmente e intentar volver a sentir esa pasión que algún día él me había provocado y que me hacía perder el control y quisiera atraparlo entre mis brazos y mis piernas, sacarle su ropa a tirones y besar su cuerpo, su cuello, sus orejas y esa boca que me parecía tan exquisita y delirante cuando su lengua se deslizaba por todos mis espacios y rincones.

Ufff, qué tiempos aquellos!

Increíblemente ese fuego se apagó. No se cuando, ni cómo, ni por qué. Simplemente ya no me provocaba.

Mmmm. Ahora que lo pienso... ¿Sería cuando me di cuenta que ya no había besos en nuestra relación? Pero de esos BESOS con mayúscula. 

¿O cuando sus caricias desaparecieron de mi piel, transformándose apenas en un roce de sus manos? 

Todo era mecánico, frío, sin emoción.

El asunto fue, como era de suponer, que la sorprendida fui yo.
Cuando estaba en la habitación, esperándolo y recordando todo aquello que solía hacerme sentir, alcancé a escuchar más de una voz que se acercaba por el corredor. Decidí esconderme en el baño dejando un poco entreabierta la puerta.

Así fue que lo vi llegar abrazado, besando, y acariciando a la que decía ser "mi mejor amiga".

Cerré los ojos y la puerta despacito para que no me oyeran pero no pude evitar imaginar lo que ellos estaban haciendo en mi cama... en nuestra cama.

Me lo lloré todo, me lo he sufrido todo y me lo comí todo también. ¡Llegué a pesar más de 90 kilos! Pero un buen día mis amigas me rescataron de todo aquello y comencé una terapia para comenzar a quererme de nuevo y a aceptarme tal cual soy.

¿Comenté que esa ex amiga es talla 32?

Pero eso ya no importa. Ahora estoy en otra. Bajé ya 10 kilos y estoy feliz. Me veo y me siento regia. Por ahora no ando en busca de aventuras ni nada de eso. 
Aun siento que estoy en proceso de reconstrucción. 

Salgo harto a divertirme por ahí. Siento que estoy en el mejor momento de mi vida. Estoy intentado retomar esas antiguas actividades que me hacían sentir tan feliz.

No han faltado los que creen que el estar divorciada es llegar y comenzar a tirar el culo a la vida. No señores. Conmigo no es así. 

Para mi pesar y la burla de mis amigas soy de esas tontorronas que se enamoran y que anhelan ser amadas por ese hombre que solo existe en los sueños.

¡Ah!

Anyway....Mientras llega el "perfect guy" me gusta saberme deseada. Creo que no hay nada más excitante que eso.

Anda uno que otro jote revoloteando alrededor con intenciones de llevarme hasta su cama. A ellos les digo que, sepan desde ya, se pueden ir guardando las ganas de tener este body entre sus manos.

Debo confesar que me gusta saber que me desean y que nunca me tendrán. A menos que yo quiera y para que eso suceda... solo el amor sería la llave de mi corazón y de mis secretos.


A propósito, hoy llegaron dos tipos nuevos a trabajar a la empresa. No están mal. Uno moreno y el otro rubio. El moreno me pareció interesante; el rubio, ¡guácala! No me gustó como me miró. Me produjo algo parecido a un escalofríos en todo el cuerpo.... ¡Petulante el tonto!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...