domingo, octubre 20, 2013

APRENDIENDO A AMARTE (Avance del capítulo final)

Rosario decidió ingresar en la organización a la que había pertenecido su amado Mike. Sentía que se lo debía. Ella continuaría con la labor de perseguir y encarcelar a los que les cagan la vida a los niños y jóvenes envolviéndolos en sus tramposas y mortales redes.

Consuelo había resuelto volver a su hogar. Estaba cansada y demasiado triste para continuar viviendo en la misma ciudad en la que estaba él y no poder acercarsele ni abrazarlo ni decirle cuanto lo amaba.

Antes de marcharse cogió coraje y se plantó frente al edificio donde vivía Alejandro.

Con su corazón latiendo a mil se acercó hasta la recepción y preguntó por él

-Don Alejandro está de viaje señorita. – le contestaron y Consuelo salió del lugar abatida por el dolor.

Alejandro observaba como cada tarde desde su balcón en el que abrazó y besó por vez primera a Consuelo, caía la noche y con ella su manto de soledad y melancolía.

Había dejado dicho que si preguntaban por él dijeran que no estaba. No quería saber de nadie. Solo deseaba estar solo con sus recuerdos y sus pensamientos.

Consuelo nunca más le habló ni lo buscó. -¿De que serviría entonces ir tras ella?- Esta vez no soportaría su rechazo.

No la vio partir mirando hacia aquella misma ventana con la tristeza pegada a su sombra y su maleta llena de recuerdos.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...